HISTORIA

Diversos testimonios sobre el paso del camino de Santiago  por la costa o camino del norte por el municipio de suances…

Del año 987 es la concesión de privilegios que hace el conde García Fernández de Castilla a Santa Juliana para favorecer “frates et presbiteros peregrinos”; en 1107 un grupo de cofrades fundó en el término de Cortiguera el monasterio de Santo Domingo de la Barquera, a fin de mantener una barca en que cruzar de un lado a otro la ría Saja-Besaya a peregrinos pobres y ricos, viudas, huérfanos, etc., barquería que se mantuvo en servicio durante casi novecientos años

www.santito.es/santiago.html      Asociación San Tico.

De la novela  histórica AVE MARIS STELLA, de Amós de Escalante (sobre la torre de Cortiguera).

De suerte que era la torre por dentro lo propio que por fuera, triste, fría, desnuda, verdadera mansión de peregrino, alzada para pasar en ella breve espacio, tras la fatiga de la jornada o la pelea, dormir o velar la noche  postrera de la vida, y alzarse gozoso al ver llegar la anunciada mañana

Otras referencias.

La Edad Media nos revela un hecho singular en Cudón. En este pueblo, probablemente en el barrio de Vía, estaba la iglesia de San Salvador, que no estaba bajo la tutela del monasterio de Oña como las demás iglesias, sino en la órbita de la Abadía de Santillana del Mar. Esta excepción tiene su razón de ser, porque la Abadía de Santillana controlaba el paso de la barca por la ría a través de esta iglesia de San Salvador en Cudón y la de Santo Domingo, en Cortiguera.

La barca de Cudón, que se cogía en el lugar conocido todavía como el Barco, era un enlace imprescindible para llegar a Santillana, Suances o Santander en la ruta de peregrinos que hacían el Camino de Santiago o en el ir y venir de personas y mercaderías por esta zona de Cantabria. La barca era muy importante para Cudón y para todos los pueblos de la Honor por razones obvias, tanto es así que los seis concejos tenían un antiguo acuerdo con los barqueros por el cual pasaban libremente a condición de entregar cierta cantidad de trigo y de maíz.

 www.aytomiengo.org/municipios/cudon

Enlace Del Boletín oficial de Cantabria, donde ya no aparece Suances en el camino y Del cual nadie hizo alegación alguna….

LUNES, 27 DE OCTUBRE DE 2014 – BOC NÚM. 206

 https://boc.cantabria.es/boces/verAnuncioAction.do?idAnuBlob=275793

Boletín extraordinario donde se indicaba el camino detallado según mapas…

MARTES, 10 DE SEPTIEMBRE DE 2013 – BOC EXTRAORDINARIO NÚM. 40

Documentación facilitada por Javier Ortiz Real:

SOBRE LA BARCA DE SANTO DOMINGO

Documentación de mediados del siglo XVII nos permite conocer algunos aspectos de la vida de las gentes de la Honor de Miengo, como es la utilización del paso de la barca de Cudón a Cortiguera y su uso, incluso, para ir de fiesta o romería. Así, un documento autorizado ante el escribano de la Honor de Miengo, Pedro de Herrera, fechado en las Casas de Herrera de Miengo a 9 de junio de 1652 refleja la existencia de ciertas irregularidades en el pago de los derechos que se les debían a los dos barqueros arrendatarios del paso de Santo Domingo, recordándose las condiciones de este medio de transporte.

Conocemos que la Abadía de Santillana y los otros propietarios arrendaban la barca a los citados barqueros bajo ciertas condiciones y éstos a su vez tenían el derecho de cobrar en especie a todo vecino de dicho territorio de Miengo, pues se dice que los barqueros “…se obligan de pasar y que pasarán a todos los vecinos asistentes y naturales de esta Onor de Miengo de una parte a otra y de la otra a la otra, todas las veces que fuera necesario y quisieren pasar los dichos vecinos y naturales de la dicha Onor…”. Al mismo tiempo se recuerda la obligación que cada vecino de la Onor de Miengo tenía por el servicio del paso de la barca, consistente en pagar en trigo y maíz lo acostumbrado por el mes de agosto y San Martín de cada año, aclarándose que la medida con que se midiese debía de estar cotejada y sellada “con el sello de la Onor”. A su vez, los barqueros recordaban que los procuradores deberán entregarles anualmente cinco maravedís por cada lugar, precisamente el día del cotejo y sellado de las medidas, y ellos a su vez pasarían a todos los pobres y “romeros” que lo precisasen. A cambio los barqueros se comprometían a “tener barco de quilla el segundo día de Pascua de Espíritu Santo para pasar todos los vecinos de dicha Onor de Miengo que van a la Romería de Santa Justa” 1.

No menos importante era el paso de la barca de Mogro, cuestión esta que suscitó pleito (1677-1681) entre el lugar de Miengo y el de Mogro en razón de la subida del precio del pasaje intentada por Mogro, propietario de la barca, sobre lo que por su interés nos detendremos extensamente en su lugar correspondiente al hablar del concejo de Mogro.

Los pueblos de la Honor de Miengo contaban desde 1704 con un privilegio o cédula del rey Felipe V para celebrar 4 ferias anuales en los días que eligiesen. En realidad parece que aquel privilegio lo había recibido el lugar de Mogro, pues en un poder otorgado por el ayuntamiento del Honor de Miengo el 11 de noviembre de 1832, siendo su alcalde ordinario D. Bonifacio de Horma, presentes los procuradores de los seis lugares “todos juntos y reunidos en la Casa Consistorial” se dice: “que por Real Cédula de catorce de mayo de mil setecientos cuatro se concedió la celebración de cuatro ferias en cada año al concejo justicia y regimiento del precitado lugar de Mogro, que desde su concesión se han estado pagando todos los derechos correspondientes a la Real Hacienda” y ahora dan poder a D. Mateo de Herrera para que haga las diligencias pertinentes y solicite que “las cuatro ferias se celebren en los dias diez y nueve de marzo, treinta de mayo, treinta de septiembre, y treinta de noviembre, de cada año, y sitio de Nuestra Señora del Monte”2. Pero para el año 1833 ya no se hacía uso de aquella facultad real, porque se

1 A.H.P.C. Sec. Protocolos. Legajo 2.680, folio 56. 2 A.H.P.C. Protocolos. Leg. 3205. Ante: Josef Fernández de Semprum.

dice: “de la cual no se hace uso en el día, pues en los principios faltó concurrencia”3. Pero el hecho de que para esta fecha no se celebrasen ferias en el Ayuntamiento de Miengo, se debe sin duda al hecho de haberse comprometido a no celebrar feria ni mercado en otro sitio que no fuera Torrelavega. En efecto, el 9 de junio de 1799, reunidos en Junta General los representantes de los 19 lugares del Corregimiento de la Vega, incluidos los 6 correspondientes a la Honor de Miengo4, acordaron establecer un mercado y feria semanal mancomunadamente, obligándose todos los lugares a acudir a dicho mercado y feria con sus ganados y productos a tal mercado de Torrelavega y no a otro ninguno, y a correr con los gastos y beneficios proporcionalmente. Pero al dividirse aquel viejo Corregimiento en diversos ayuntamientos, y pretender el ayuntamiento de Torrelavega quedarse para sí el citado mercado y feria y no querer repartir con los demás ayuntamientos (Polanco, Miengo, Viernoles y Cartes) estos iniciaron en 1835 un largo pleito, que finalmente ganaron, reclamando sus viejos derechos.

3 Cfr. DICCIONARIO GEOGRÁFICO UNIVERSAL, por una sociedad de literatos, S.B.M.F.C.L.D. Barcelona, 1833, pág. 187. 4 La Honor de Miengo estuvo representada por: Fernando Corona, procurador de Bárcena de Cudón, Pedro Antonio de la Hoyuela, procurador del lugar de Gornazo, Juan Francisco González Cacho, procurador del lugar de Mogro, Pedro del Río Cevallos, procurador del lugar de Miengo, Andrés de Tresgallo, procurador del lugar de Cuchía, y Juan Díaz de Vedia, procurador del lugar de Cudón.

Anuncios

Asociación creada con el objeto de recuperar el Camino Real Histórico por la costa de Cantabria a Santiago y Santo Toribio (Camino Lebaniego)

A %d blogueros les gusta esto: